Ser, Estar y Par(d)ecer. Ironman Barcelona 2018

Tu mejor maestro, es tu mayor fracaso.

Fracasando cada dia mejor…….Este año se me prometían muy felices… mucho, y a sin verlo a venir he estado en un bucle sin fin entre estos 3 verbos. Entre como estaba, lo que creía ser y lo que realmente parecía. Siendo mis núcleos  centrales de mí día a día. Sin duda Atrapado en mí sueño. Alejándome  de mi  sonrisa a pasos agigantados.  Perdido en mi tristeza y en mis recuerdos, he deambulado meses.  La vida es como la recuerdes y se deber cuidar con quien creas recuerdos, esas cosas duran toda un vida. Y sinceramente, no me arrepiento.

La tristeza  ahora quizás ya no me ha hecho ser mejor persona. Pero me ha convertido en un mejor náufrago en una marea que me alejado  de la barrera de superar la idea que tengo de mí mismo. Anton Chéjov dijoUn hombre es lo que él cree que es

No dejando de querer  de tener un plan de vida es ser feliz, dar amor, hacer lo que me gusta, viajar, seguir aprendiendo, conocer gente nueva, comprender mejor la vida, ignorar las malas vibraciones, ser yo, quererme y respetarme” . Otra vez, lo importante no es donde vamos, si no por donde vamos, con quien viajamos, con quien compartimos. Y el triatlón, me ha ayudado a saber disfrutar del día a día de todas las personas que comparten mi pasión, mi hobby, mi trabajo.

Agradecido de tener buenas amigas, y buenos amigos que me han dado, como siempre yo les digo,  su “apoyadura”, con un mensaje, una llamada…, O estar en calella apoyándome ..Gracias!

Y porqué os lo cuento todo esto… pues porque cuenta mucho el ESTAR.

Pues vamos a lo que vamos. No todo ES lo que PARECE. Y no ESTABA tan fuerte como PARECÍA. Y esta vez, mi Sexta, 11h02’42 para terminar el dibujo que hace ya + de 1 año reinicié.

Después de mi operación  de L5 S1, allá por el mes de Agosto del 2017 y gracias a la Dra Neurocirujana Roser García Armengol, he podido volver a poder afrontar este reto deportivo.

La Larga distancia, para los triatletas de a pie es la modalidad más dura y exigente. Algun@s seguro que lo habéis conseguido muchas veces. Para mí tampoco ha sido una novedad, pero me la siento especialmente, por muchos motivos personales..  y dos tornillos en la espalda  eran suficiente motivo para vivirlo como  la primera vez.

11h02’42 para terminar otro Ironman, seguro que hay pruebas más duras y técnicamente más complicadas, más caras no tantas.!!. …pero sigo sin aprender…Vitoria 2019 is coming.

Pero a lo que iba, que me pierdo… Estos tipos de retos, nos acercan en lo más profundo de cada uno de nosotros mismos. Entre como estamos y lo que somos para parecer más lo que queremos ser. Y siguiendo la marea como un náufrago abandonado en la inmensidad del océano, y nunca mejor dicho, todo empezó  en el agua

De entrada, 3800 metros de nado contínuo, en un circuito a una vuelta, con salida Rolling start. En el corral de 1h05’. Es ahí donde aparecen los nervios , y la pregunta que se hace eterna , vuelve aparecer: Que c___ hago yo aquí otra vez?. Durante el sector, buscando en cada momento sensaciones de tranquilidad, optimismo y confianza. Un golpe o verse atrapado entre miles de nadadores te puede generar mucha angustia y puedes perder toda confianza  .Y si perdemos la confianza, ¿qué nos queda? Nada. Sin ella la entrada del abandono, la resignación, el cinismo y la paranoia son gratis. Sé de antemano que se me va hacer largo no, lo siguiente. Con pocos metros acumulados durante las últimas semanas. Los últimos 800 mts no terminaran nunca.., Intentado estar concentrado en todo momento , atento a no desviarme excesivamente, me llegan pensamientos de dejarlo , cambiar de aires, probar cosas nuevas, total tengo una 1h  + por delante , y da para mucho.. y si encima el mar esta encabritado.. pues se hace…uff, pero salgo del agua y alguien me canta 1h 05, al final 1h08 a 1’48/100, contento.

Sobre ruedas… ya todo se ve diferente, o eso pensaba, circuito rápido y peligroso a la vez. Muchas caídas y mucho trenecito. Agua, viento , y sol y al principio mucho frío. Decido abrigarme. Al principio no me encuentro bien. Hasta que decido parar para cambiar aguas y voy a mejor, llegando a 32km/h de media, (mi objetivo) con mi ciclo turista, calculando hacer 5h40’, pero una inevitable tarjeta azul, me hace perder un poco más 5h53’ , un poco peor de lo esperado.

 

Lost in transition, llego trinchado, y me pregunto cómo voy a correr ? Siguiendo las directrices de mi Marina Nutricionista, parece que voy salvando la situación. Empiezo MI CARRERA, en mi mejor sector pero sin saber qué puedo hacer. Viniendo de dónde vengo, empiezo con calma, al menos una cosa si tengo. EXPERIENCIA.  A tres vueltas, me centro en hacer la 2nda a buen ritmo. Si llego al km 30, corriendo, habré salvado el Ironman. Al principio todo el mundo te anima y es fácil acelerarse. Yo tranquilo.. Corriendo no soy la alegría de la huerta, y voy muy concentrado, y agradezco los ánimos con un gesto con el pulgar. No me sale hacerlo de otra manera. Lo siento.

Paso a paso, me doy cuenta que hoy es el día que me va a salir MI CARRERA a pie. Me propongo terminar sin andar un solo metro, y así lo hago. Al final 5’19/km 3h43’. Contentísimo. El registro culmina un proceso, pero lo que valor da realmente es el proceso. Ahora toca descansar, vendrán más experiencias seguro…..

“El futuro es algo que cada cual alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga y sea quien sea” Clive Staples Lewis

Entradas relacionadas

A unos les toca la lotería, a otros una vida maravillosa. Sin ganársela, sin apenas merecerla.
Solo queda disfrutarla. Aunque solo sea por respeto a quien la mereció infinitamente más que tú.
Una vida no puede desaprovecharse.
#100vidascomolatuya

Menú