La Sombra del Gigante

. “enseñaras a soñar, pero no soñaran tu sueño. Enseñaras a vivir, pero no vivirán tu vida…”, Teresa de Calcuta.

¡A ti, si a ti! que estas en casa, que piensas en el gran esfuerzo que haces por estar confinad@. No te equivoques, en esta pandemia los gigantes llevan uniforme y los ángeles nombre.

 

No somos conscientes, hasta que un baño de agua helada, una hostia con mano abierta nos hace reaccionar. La mayoría andamos y corremos por este mundo sin mayor rumbo que salvar día a día, sin ir más allá. Ciertamente, lo primero es lo más importante porque creemos que va delante de todo, pero que lejos de la verdad y la realidad. Lo gigantes que nos creemos ser y lo pequeños y vulnerables que llegamos a ser.

 

Sí, ¡tienes razón!, me hablas de dinero y recibos y deudas, trabajo. Tu estado del bienestar que creías tener se ha convertido en un mal sueño. Puede ser, pero respiras y tus seres queridos también. Suficiente motivo para alegrarse. Seguramente algunos de nuestr@s familiares, amig@s y compañer@s no puedan decir lo mismo. Se empátic@.

 

Es momento estar seren@ y tranquil@. Que tu estado de ánimo no dependa de una sola actividad y que todas ellas dependan, sobre todo, de ti. “Que tus creencias sean el filtro que te permitan relacionarte con la realidad. Que tus falsas creencias, prejuicios y proyecciones no te limiten. Lo que crees es lo que creas” Álex Rovira.

 

Se responsable. equilibra tu cuerpo y mente. Empieza por un pensamiento que te lleve a una acción que se transforme en un hábito. Da sentido a lo que te pasa. Aprovecha la oportunidad que tienes para acercarte a tus objetivos, a esos que tenías un poco olvidados. Cambia si lo que requiere la situación, tu situación. Pero no cambies como objetivo en sí mismo pues no te llevará a ningún lugar.

“El tiempo verbal con el que expreses tus sentimientos condicionara tu salud mental” Pep Marí. Vive el presente, el aquí y ahora te lleve a progresar hasta tu mejor versión.

Las ganas, el deseo, el hambre que tengas se reflejará tu ambición. El orden, la previsión y organización marcará tu estilo de vida que marcará tu preparación. ¡Tienes tiempo, aprovéchalo!

Tu humildad, siempre, pero en estos momentos mucho más la necesitaras. Te desnuda, te conecta con tu esencia, a ser auténticos, pero te da miedo. Por eso te gusta desayunar con grandes dosis de vanidad mezclados con egocentrismo pueril. La humildad te debe ayudar a encajar críticas sin dañar tu autoestima.
Robert Louis Stevenson, en la isla del tesoro nos decía “No valores el día por lo que has recogido, sino por lo que has sembrado”

La finalidad no es tener éxito sino continuar fracasando dignamente con tu mejor sonrisa. Que la sombra que dejes atrás se agigante paso a paso Sueña grande, pero alimenta y cuida tu salud y amplia tu bondad y confianza .

El futuro es algo que cada cual alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga y sea quien sea» Clive Staples Lewis

Y si acaso, me llamas y empezamos a entrenar tus sueños 😉

Entradas relacionadas

A unos les toca la lotería, a otros una vida maravillosa. Sin ganársela, sin apenas merecerla.
Solo queda disfrutarla. Aunque solo sea por respeto a quien la mereció infinitamente más que tú.
Una vida no puede desaprovecharse.
#100vidascomolatuya

Menú