Crónica de un Ironman: Urko Elorza en Austria 2016

De por sí , ya tiene su dificultad gestionar a una persona en su camino hacia su sueño , pero si le añadimos la palabra vasco y Urko, entonces podreís imaginar la dificultad que ha conllevado para que mi granito sumase.   Buena transformación que hemos vivido durante estos meses….  y lo que queda aún. Os dejo con su relato , de sus vivencias en Austria .

“Cuanto más dificil sea el camino, mayor será la satisfacción de llegar al final”.

Ironman: “Es la prueba más exigente del triatlón. Consta de 3,86km de natación, 180km de ciclismo y 42,2km de carrera a pie”. Esto es  lo que dice wikipedia  cuando tecleeas Ironman en google. Como siempre, wikipedia no es fiable del todo. Y los cientos de kilómetros recorridos a pie? Y los miles de kilómetros pedaleados? Y las decenas de kilómetros a nado? Para mí sin duda lo mas duro, el camino. Ironman es la ginda del pastel, el día donde te cuelgas la medalla del cuello, esa medalla que cuando la miras haces que todo el camino recorrido haya merecido la pena.
medalla2

Mi camino no comenzó el día que hice la inscripción, ni el momento de pasar por el arco enfundado con el neopreno. El mío comenzó un 19 de abril, en la subida a Sant Hilari en la ciclo de Rutas del Montseny. En aquella subida, hubo órdenes de equipo, donde se le comunicaba a Richie Porte que el jefe de filas del FDJ había sufrido un pajarón, y que tenía que tirar en solitario. Aquel día sufrí lo que no está escrito para acabar la ciclo, que si no llega a ser por Urci y Arbe aún sigo en el último avituallamiento comiendo. En el coche de camino a casa, reflexioné de cual era mi estado físico, de cual era mi problema y de cual era la solución. Constancia, necesitaba constancia, o si no, no llegaría a Austria decéntemente.

Si algo tengo, es que conozco mis capacidades y conozco mi cuerpo. Sé hasta dónde puedo llegar y hasta dónde no. 11 semanas por delante, sabía que si lograba ser constante llegaría en un óptimo estado para afrontar la prueba. Pensándolo fríamente, lo tenía todo a favor. Un entrenador que me guía el camino, una pareja que me lo facilita, y compañeros que me acompañan en el. Entre estos últimos hay unos que los tengo como referentes o pilares, los que cuando están, mi motivación aumenta.

24 de Abril, Peñíscola, primer test para medir como llevo mi constancia. Sé que he dado un pequeño paso, que he conseguido enlazar 21 días de entreno como me retaba Josh. Primer test de suplementación en carrera, la cosa es simular el día de la guinda, por lo que creo que la concentración es clave. Así que me arrimo al sr. Gubern, uno de mis referentes. Él es la experiencia. Vale la pena pararse y escuchar como te explica el recorrido, los puntos a favor y en contra de la carrera, y eso hace que la noche de antes me vaya imaginando cómo va a ser la mía. Esto lo llevo bien aprendido, lo de imaginar cómo se dará algo que preparas, gracias a mis años de futbolista, donde analizábamos a los rivales y nos planteábamos el partido.

La carrera sale mejor de lo esperado, con un muy buen parcial de bici, y a pocos minutos de los grandes del equipo.

Una vez de vuelta a casa, me tumbo a analizar como ha ido. Se que estoy por el buen camino, pero queda mucho por recorrer. Tengo que seguir buscando la constancia, así que tiro de otro de mis referentes, el sr. Luque. Creo que ha sido con el compañero que más tiempo he pasado entrenando, mismos ritmos, mismos horarios, para mí el reto era llegar a Junio con un nivel similar al suyo. Es sin duda alguien a quien tengo mucho que agradecer en este camino.

14 de Mayo, la Mussara. Tengo dorsal para hacer la larga, pero no tengo la cabeza, y no se si las piernas. Voy con Eric, otro de mis pilares. Es la persona con la que más veces he quedado para entrenar solo. Muchos lo ven como un pequeño desastre, pero para mí es una fuente de motivación y superación. Nos juntamos con Luque y decidimos hacer caso a Josh, y hacer la corta y unos kilómetros corriendo después. Como de costumbre a la salida hablamos de hacerla juntos, y como de costumbre hicimos juntos el primer kilómetro, y Luque y yo el resto.

                                                                IMG_9783

Van pasando las semanas, y voy entrenando bien, cumpliendo con casi todo. Se va acercando el día, y empiezo a preparar los otros aspectos importantes. La mecánica; es algo que no puedo dejar pasar por alto, no puedo imaginarme abandonar despues de el largo camino por un fallo mecánico. Cambio tubulares y patillas una y otra vez, y en los momentos en los que me aburro juego con un trozo de cadena que he desengrasado en el trabajo. El otro, la nutrición. Hablo con Sandra y le hago saber que no encuentro aún la fórmula de alimentarme bien. Le comento que Oscar me ha dicho que el no lleva sólidos, que es una opción que me convence. Oscar, otro de mis refentes, quizá el mayor. Como dijo el gran Javi Gómez (el otro Noya), si quieres hacer bien las cosas házlas como él. Y yo le he copiado hasta los calcetines. En Banyoles, en el stage, pruebo la nueva suplementación, y me va genial, es la primera vez que disfruto en una carrera.

21:00h, 25 de junio, dia previo a la carrera. Me tumbo en la cama con todos los mapas y la info que he acumulado en la feria. Visualizo como será la carrera, en que punto voy a comer y qué, en qué kilómetros están los avituallamientos, los “repechós”, dónde se pondrán los mios… y me quedo dormido. Sorprendentemente hasta que suena la alarma. Me levanto con menos nervios que en la Cursa del Nassos, cosa que cuando se lo digo a Jordi Bkool me toma por tonto. Jordi, otro de los que me gusta ver que están ahí. No es un referente deportivo, ni entreno con él (nadie sabe con quien entrena), pero es de esas personas que se hacen querer, y que gusta que tengan los mismos retos que uno mismo. Al no estar nervioso, no me hace falta evadirme del grupo para concentrarme, bebo el batido que tengo marcado, hago las gomas, me despido y para el arco de salida.
                                                                IMG_9779
IMG_9781
La natación fue peor de lo esperado en cuanto a tiempo se refiere, pero me quedo con el recuerdo de saludar a Anna en una de las bocanadas de aire y de nadar un buen rato junto a Mauro, ya que son personas que llegaron al club de mi mano. Me quedo también con el canal, una nueva experiencia de nadar a la altura de la gente que anima.
Salgo del agua y veo a lo lejos la ikurriña por primera vez. Me da un subidón tremendo, no hay nada que me llene más que ver a mi gente disfrutar con lo que hago.

Cojo la bici y en el primer giro, mientras me ato las zapatillas los vuelvo a oir, la verdad que no estuve con ellos, pero creo que ruido metieron y mucho, son vascos.

                                                               IMG_9780

La bici transcurre bien, a pesar de que es el sector dónde más “pro” nos sentimos, con nuestras cabras y nuestros cascos aero. Pero tengo muy claro que no me puedo poner cachondo y que tengo que ir como me lo había imaginado. No paso de 150ppm excepto en el km 27 y 67 como había planificado, y todas las cuestas en plato pequeño para ir con cadencia. Hubo momentos de impotencia, donde me adelantaban, y yo tenía fuerzas para quitarles las pegatinas, pero como me dijo Luque, “cabeza y un piñón por encima, que te pasará gente en bici que nunca te imaginarías, pero cabeza”.
Comienza la segunda vuelta, Iosu me pasa el bidón con recovery y lo cojo con miedo de que no me vean, por eso de que podría quedar fuera. Poco más adelante se me acerca Eric, me cuenta su desastre con el neopreno nuevo, pero me alegro de verle volar en bici y de que haya conseguido darle la vuelta, se lo merece tras el 2-0. Al rato se pone a llover, se que la bici frena bien en mojado, que no falla, pero comenzó un problema no mecánico, sino gástrico. Tuve que parar 3 veces con una diarrea del copón, pero precavido de mi, ya me lo imaginaba y metí un paquete de cleenex con la herramienta.

                 IMG_9784
Tras 180km me acordé de Jaume, que me había repetido una y mil veces el temblor de piernas que se siente al sentarte en el box a ponerte las bambas. No lo noto, y la verdad, me veo fresco, como quería llegar a la maratón, ya que en la bici supe regularme bien y correr no es lo mío. Salgo a correr con todos mis geles en la mano (como Oscar) y al poco vuelvo a ver la ikurriña al aire y me vuelve a dar energía. Les digo que voy bien, que acabaré. Pasan los kilómetros y me veo bien, Riba me llora y me dice nosequé de unos fuegos artificiales, Oscar simula tener un rifle con el punto de mira en Eric, Mauro va plétorico, Luque sonrie y me anima, Javito me anima también (y gracias por wassup de ánimo del día anterior) me dice que ni se me ocurra parar a caminar, que lo haré bien. Es un grande este tío. Viene el míster y corre un rato conmigo, le digo que voy bien, que voy bebiendo y comiendo lo que toca, supongo que así lo percibe por que me deja y se va a correr con Eric. Gracias por esos detalles de coach Josh. Intento saludar a todos los que veo y animarlos, ya que dentro del sufrimiento tiene un punto divertido vernos unos y a otros (a unos más que a otros)  arrastrándonos por el asfalto.
                                                                         IMG_9655

Llego al giro de la campana, donde Urci me adelanta y tiene un gesto conmigo que jamás olvidaré, es un señor. Ya que en las anteriores vueltas no he atinado con la cuerda de la campana, me paro y la toco, no quería irme de Klagenfurt sin hacer algo tan “mitic”. Quedan los últimos 6km, y por primera vez empiezo a hacer cálculos de si cumplo con el objetivo que tenia en mente, bajar de 11h. Lo veo factible si sigo el ritmo que llevo, así que intento disfrutar de lo que me queda. Luque me grita eso de “You are an Ironman” y se me ponen los pelos de punta. Más adelante veo a Jordi Bkool que le hago la ola, a Ópal que sonrie y sonrie, a Reca que me dice que lo tengo, a Marçal (ets molt bona gent!), que lo veo lleno de grasa y me dice que se ha caido, a Jaume que me levanta el pulgar… y PAM!! Me encuentro a 2 curvas de acabar el camino. Solo tengo dos cosas en mente, coger la ikurriña y abrazar a los mios. La veo, escucho la bocina y los cencerros, a mi padre y a Iosu chillar como locos. No aguanto más y rompo a llorar. Abrazo al aita y a Iosu y sigo adelante como en una nube. Entro a la alfombra roja, el speaker dice eso de “Urko from Spain..” (que cabrón el tío) y solo veo a mi madre y Ares, las abrazo, las beso y para meta. Sinceramente no me acuerdo de este momento, pero lo sumo en el de momentos más importantes de mi vida.

                                                    IMG_9671

Ya soy un Ironman, ya ha acabado el camino. Me abrazo con los mios y con los compañeros, pilares y amigos del equipo, y repito una y otra vez “una y no más”.

He empezado esta cronica con un “Ironman es la ginda del pastel, el día donde te cuelgas la medalla del cuello, esa medalla que cuando la miras haces que todo el camino recorrido haya merecido la pena.” Y esa medalla es la que en momentos de euforia te hace que te apuntes al del 2017.

Gràcies de tot cor a tots, eskerrikasko bihotzez denoi.

Entradas relacionadas

A unos les toca la lotería, a otros una vida maravillosa. Sin ganársela, sin apenas merecerla.
Solo queda disfrutarla. Aunque solo sea por respeto a quien la mereció infinitamente más que tú.
Una vida no puede desaprovecharse.
#100vidascomolatuya

Menú