Como afrontar tu primera carrera

“Decide lo que quieres,, decide que estás dispuesto a dar a cambio. Establece tus prioridades y ponte a trabajar” (H.L. Hunt)

Siempre he creído que el secreto éxito no solo se consigue con cualidades físicas y mentales
concretas, ni en qué tipo de ejercicios hagamos, lo importante es cómo están esos ejercicios
ordenados en un plan de entrenamiento y también gran parte del éxito lo tendrá la constancia, y el corazón. Por eso, intentaré explicar cómo planteo el reto de afrontar la primera carrera

¡El mejor plan de entrenamiento eres tú! No existen recetas estándar para preparar una
carrera. Cuanto más adaptado y adecuado sea tu plan, más sencillo lo tendrás para poder
conseguir tu objetivo. Lo primero, y más obvio, que debemos tener en cuenta, es que tipo de
carrera queremos correr (estación del año, que tipo de ciudad (clima, desnivel, dificultad,
etc…), que disponibilidad tendré para prepararla (vacaciones de verano, de invierno… etc.).
Segundo, que experiencia previa tengo en correr, (si es tu primera, serás nivel principiante).
Tercero y el más importante, bajo mi punto de vista, QUÉ objetivo me marco en función de mi nivel, de mi disponibilidad horaria, y de mi dedicación. A partir de ahí, estructuro un plan de entrenamiento que se adapte al máximo al atlet@ proponiéndole esfuerzos justos para que pueda disfrutar del camino hacia el día D hora H.

El objetivo de todo plan es llegar con salud al día de la prueba, a la línea de salida, por eso
debemos saber qué tipo de entreno debo hacer y a que ritmo correcto debo ir, y cuantos
quilómetros semanales deberé hacer. No existe ningún ejercicio único o plan de
entrenamiento que funcione a todos por igual.

Si eres Principiante, y nunca has corrido una carrera y solo tienes experiencia en algunas
competiciones que hacías en el colegio. Tu principal objetivo es acabar con una sonrisa en la
cara y probablemente sabiendo que quizás lo habrías hecho mejor si hubieras entrenado un
poco más fuerte o aumentando el ritmo antes.
Normalmente, a nivel específico, no me gusta plantear demasiadas semanas, preferentemente 8 semanas como máximo. Pienso que hacer una planificación más a largo plazo puede desmotivar y hacerse muy larga y con riesgos de lesiones. Pero sí que doy importancia a que tengamos una base previa antes de empezar el plan.

A lo que acontece al día de la carrera, al día D y hora H, os dejo mis consejos:
1. No abrigarse en exceso, es bueno tener cierta sensación de frío antes de empezar la
carrera
2. Usar el mismo calzado y ropa ya usada en entrenamientos para la competición
3. Revisa los cordones estén bien atados y las zapatillas bien ajustadas a tu pie.
4. Calentar antes de la carrera, coger temperatura, a poder ser con algo más de ropa con
la que vas a competir. Alguna camiseta vieja que puedas desprenderte momentos
antes del pistoletazo inicial
5. Si la carrera es por la mañana, debes respetar tus rutinas y hábitos. Con una carrera
corta, no hace falta ingerir demasiados alimentos sólidos. Un café minuto antes del
inicio nos activara
6. En la salida, sitúate en el cajón asignado. Seguramente será detrás de todo. Para poder
salir con corredor@s de tu mismo ritmo
7. Conoce tu ritmo a seguir y de entrada no salgas al sprint. Márcate un esfuerzo en
progresión. Vas a disfrutar más
8. En función de la temperatura, deberías hacer una hidratación previa.
9. Es conveniente no adelantar en zigzag y no correr a cambios de ritmo. Mejor correr a
ritmo constante
10. Evita subir i bajar de las aceras y sigue siempre la carrera por la calzada

En ningún caso, pretende ser una receta mágica, tan sólo una orientación de cómo organizar a nivel muy general tu primera carrera.

Entradas relacionadas

A unos les toca la lotería, a otros una vida maravillosa. Sin ganársela, sin apenas merecerla.
Solo queda disfrutarla. Aunque solo sea por respeto a quien la mereció infinitamente más que tú.
Una vida no puede desaprovecharse.
#100vidascomolatuya

Menú