10º Aniversario “Ladran, Sancho, señal que cabalgamos”

           “Que el mundo está al revés
No pasa nada
Que sientes soledad
No pasa nada
Que tienes miedo a ser
No pasa nada
Que sufres sin porque
No pasa nada
Que no quieres mirarme
No pasa nada
Que nunca pasará, ni pasa nada”
10 años de Servicio de entrenamiento personal – septiembre 2010 – 2020. Aquí sigo dando x…. Y sigo en mis trece que cuando me lancé en este proyecto, tanto profesional como personal, de dar atención a personas en busca de sueños traducidos en retos deportivos, lo que tenía muy claro, es que quería convertir un instante de sus vivencias en sonrisas. Por eso la máxima de “Atrapamos sueños dibujando sonrisas”. Much@s han venido, otr@s se han ido, otros pasaron y sólo algun@s se han quedado. Ya sois casi 700 entrenad@s

Cada año ha sido distinto a todos los niveles. Hasta hubo en alguna etapa particularmente, que no había sabido disfrutar. Desgaste, tensión, exigencia, individualismo, intransigencia, no comunicación, habían sido una de las tónicas durante algunos años con el grupo de entrenamiento. Detrás de cada foto con las medallas no todo fueron rosas ni frases de Coelho.

Y aquí seguimos. Fracasando cada día mejor…… Este año se me prometían muy felices… mucho. Una vez más, he estado en un bucle sin fin entre estos 3 verbos. Entre como estaba, lo que creía ser y lo que realmente parecía. Siendo mis núcleos centrales de mí día a día. Sin duda Atrapado en mí sueño. Alejándome de mi sonrisa a pasos agigantados. Perdido en mi tristeza y en mis recuerdos, he deambulado meses. La vida es como la recuerdes y se deber cuidar con quien creas recuerdos, esas cosas duran toda una vida. Y sinceramente, no me arrepiento. Pero lamento la pérdida de gente que he querido y quiero.

Mi carácter fuerte y a veces explosivo convierten en cócteles molotov situaciones que podrían ser evitables y llevaderos, pero creo que he aprendido a escapar de esta forma de andar el camino, de concebir el trayecto hacia ninguna parte. Errando ya menos veces, uno procura cuidar de las cosas esenciales que me han enseñado de pequeño; naturalidad, sencillez, humildad, esfuerzo, amistad y compañerismo.

He seguido recibiendo palos cargados de envidias, descrédito, y mediocridad alarmantemente, pero al final uno tiene su camino y simplemente debe seguir dando pasos, a veces a saltos, a veces de puntillas, pero siempre mirando hacia delante sin olvidar de dónde venimos y como nos hemos forjado. Antes quería rendir cuentas sobre este tema pero… “Ladran, Sancho, señal que cabalgamos”

 

…y como dicen algunos, un líder debe saber gestionar los egos en un grupo, y saber motivar y conducir hacia su propia gloria, su propio sueño. Pues en eso he estado ocupado durante estos 10 años. Somos personas con miedos, con mucho ego, con dudas, con infelicidades, con tristezas, tan necesarias como las alegrías. Son tan necesarias para hacernos más humildes.

Pero la vida va de retos que nos acercan en lo más profundo de cada uno de nosotros mismos. Entre cómo estamos y lo que somos para parecer más lo que queremos ser.
La tristeza quizás ya no me ha hecho ser mejor persona. Pero me ha convertido en un mejor náufrago en una marea que me alejado de la barrera de superar la idea que tengo de mí mismo.
Anton Chéjov dijo “Un hombre es lo que él cree que es”. Pero mi sonrisa me ha ayudado a seguir queriendo tener un plan de vida. Ser feliz, dar amor, hacer lo que me gusta, viajar, seguir aprendiendo, conocer gente nueva, comprender mejor la vida, ignorar las malas vibraciones, ser yo, quererme y respetarme”. Otra vez, lo importante no es donde vamos, si no por donde vamos, con quien viajamos, con quien compartimos.
El entrenamiento, me ha ayudado a saber disfrutar del día a día de todas las personas que comparten mi pasión, mi hobby, mi trabajo. Gracias Yola Fortes por tu empuje, perspectiva y inercia.

Ahora ya sumamos horas de vuelo, ➕ conocimiento ➕ trayectoria.
Aprendiendo a no esperar nada de nadie, sin querer convencer tampoco a nadie y con las expectativas justas. Cada vez ➕ justas.
Pues con tanta sonrisa, tanta medalla, tanta satisfacción… me queda un no sé qué dentro que siento no haber llegado a la máxima expresión. No queda otra de seguir intentándolo.

 

A nivel personal ya sabéis como os quiero a todos, a l@s que están, a l@s que son, a l@s que no son cuando están, l@s que están, pero no l@s dejan ser como son y a l@s que nunca están, pero siempre son y también l@s que nunca estarán porque no son.
Que sepáis que os recuerdo a todas y a todos los que un día decidisteis cruzaros con Joshricart71 que no son pocas las experiencias vividas durante estos 10 años. Gracias de todo corazón.

Entradas relacionadas

A unos les toca la lotería, a otros una vida maravillosa. Sin ganársela, sin apenas merecerla.
Solo queda disfrutarla. Aunque solo sea por respeto a quien la mereció infinitamente más que tú.
Una vida no puede desaprovecharse.
#100vidascomolatuya

Menú